martes, 18 de noviembre de 2008

The Smiths... y el "diablo" de Morrissey (capítulo 1)

"Handsome Devil", en las fiestas de San Isidro de Madrid (1985)

Dos de las cosas más notables de "los Smiths" fueron, sin duda, su polémico cantante (con sus no menos polémicas letras) y la música compuesta por Johnny Marr, quien creo maravillas con la guitarra en una época en la que el techno pop gozaba de mucho más éxito en las listas de éxitos inglesas.

Hoy hablaremos del primero, Morrissey. Es sabido por todos (todos los que medio conocen la historia de "los Smiths") que la personalidad de Morrisey no era que digamos fácil. Su ego, a juzgar por las historias que cuentan aquellos que le rodearon, lo absorvía todo. Se dice, por ejemplo, que Andy Rourke fue despedido del grupo mediante una nota que el cantante le dejó en el coche. Sin más.

Cuando Johny Rogan escribió la biografía no autorizada (y más exitosa) del duo principal del grupo, "Morrissey & Marr: The Severed Alliance" ("Morrissey & Marr: La Alianza Rota"), el bueno de Morrissey, no contento con el resultado, comentó que deseaba que el autor "muriese en un choque en cadena en la autopista" y, más tarde, "en un incendio de un hotel".

Sin embargo, cuando tuvo que defenderse ante un juez de la demanda por los derechos de autor que interpuso el antiguo bajista, Mike Joyce, sacó el libro de Rogan en medio del juicio y le dijo a su antiguo compañero: "¿Ves? ¡En el título de este libro sólo hay dos nombres: Morrissey y Marr!".

Aquella demanda que perdió le costó a él y a Marr más de un millón de libras y el 25% de los royalties a partir de ese momento. El rencor hacia Mike Joyce y el juez (que el la resolución había considerado a Morrissey como un "enrevesado, truculento y merecedor de poca confianza") le impulsó a componer "Sorrow Will Come in the End". Una canción que aludia directamente al proceso judicial, y que no puede ser editada en el Reino Unido para no chocar con las leyes de difamación.

Así rezaba: "Robo legalizado, me deja sin recursos. Me llega directamente a la yugular. De alguna manera, no me esperaba más de un tribunal de justicia que no hace uso de la verdad. ABOGADO MENTIROSO. Rezo por el día que sientas dolor. Metiste y te creyó un juez vil y senil. Perdiste y te quejaste, y crees que has ganado. Pero te llegará el pesar. Un hombre que degolla tiene tiempo. Y TE VOY A COGER. Así que no cierres los ojos. NUNCA CIERRES LOS OJOS. Crees que has ganado. ¡Oh, no!".

Creo que Morrissey nos dará para más de un capítulo.

4 comentarios:

  1. ¡¡Qué personaje Morrisey!! creo que dará para una trilogia lo menos. He venido a ver como andaba este rincón y a culturizarme musicalmente un poco...Espero que estes bien y feliz. Muchos besitos desde el Sur loki!!

    ResponderEliminar
  2. Es el mejor... con su tupé y su voz y sus letras y, y...

    ResponderEliminar
  3. Ya ya, la voz más bonita (y las letras también)que se ha escuchado por la islas en las últimas tres décadas. Desde fuera mola... pero a ver quién era el listo que le aguantaba cerquita.

    Y la muestra es que Robert Smith (y él si que es majo de verdad) le odiaba a muerte... pero eso lo dejaré para otro capítulo.

    No le gustará a "anónimo" The Cure, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. ¡Jejeje! Robert Smith es un gran hombre, pero tampoco hay que estar de acuerdo con él en todo, ¿no? (la segunda voz más bonita, pero sus letras son aún mejores).Los genios son excéntricos, ¡qué se le va a hacer!

    (A "Anónimo" le apasiona The Cure; me reconoces la letra, ¿eh? La verdad es que intenté firmar y no me salió...)

    ResponderEliminar